Advertencias precoces en lugar de fracasos en tratamientos de implantes. Ostell ISQ. Salazar Clínica Dental. Dentista de Getafe

Advertencias precoces en lugar de fracasos en tratamientos de implantes. Ostell ISQ.

dibujo medicion ostell

Un tratamiento fallido provoca el sufrimiento del paciente y costes considerables, tanto para el paciente como para el odontólogo. Una herramienta de diagnóstico preciso y fiable como Osstell ISQ reduce el riesgo de fallos.

Cada paciente de implantes es único y debe ser juzgado por sus propias características. Los factores  que afectan el resultado de un implante son la edad del paciente, la densidad y volumen del hueso, así como el grado de oseointegración.

Los odontólogos a veces encuentran con pacientes cuya estabilidad inicial es baja. La razón podría ser que tuvieron que someterse a un injerto óseo. En tales situaciones de alto riesgo, la mayoría de los cirujanos evitarían un protocolo de colocación inmediato.

De manera similar, un descenso significativo en la estabilidad indica un problema potencial y debería considerarse una advertencia precoz. El cirujano podría decidir retirar el implante o tal vez colocar implantes adicionales y esperar a que se estabilice.

Gracias a las mediciones precisas del ISQ, los cirujanos pueden decidir el protocolo mejor para cada paciente disponiendo de más información. Y comparando las lecturas de estabilidad primaria y secundaria, pueden detectar y actuar ante cualquier desarrollo inesperado durante la cicatrización y la oseointegración.

Esto hace que el tratamiento de pacientes de alto riesgo sea más fácil y predecible, permitiendo que más pacientes reciban tratamiento y que estos tengan mejores resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *