Atención odontológica en niños. Salazar Clínica Dental. Dentista de Getafe.

Atención odontológica en niños

dentista con niño

Muchas veces, las madres esperan para llevar a sus hijos a la consulta odontológica hasta que el niño ya tenga todos sus dientes de leche (alrededor del año de vida), cuando ven “algo raro” en la boca de los niños, o cuando el chico refiere tener alguna molestia o dolor.

Hoy, se considera que la primer consulta del niño se debe realizar cuando el mismo se encuentra aún en la panza de la madre, incluso desde antes de ser concebido (en casos de embarazos que han sido buscados). Es ahí cuando se comienza a trabajar en conjunto con los padres, instruyéndolos acerca de los cuidados que deberán tener para que su hijo goce de buena salud oral y asegurándose que los padres también estén en condiciones de salud bucal, para no transmitirle al hijo las bacterias que producen caries. Actualmente se sabe que hay un período que va de los 6 a 33 meses de vida del niño, donde pueden ser transmitidas las bacterias que producen caries, principalmente de la madre, pero también del padre y demás integrantes de la familia.
El pasaje de estos microorganismos puede darse por contacto directo de las bocas madre- hijo (o padre- hijo) o en forma indirecta al chuparles la cuchara, chupete, o cualquier cosa que luego termine dentro de la boca del niño.

Algunos puntos a trabajar con los padres y los niños son:

–                  1) Explicarles que el uso de chupetes y mamaderas debe ser sólo en los primeros meses de vida. En realidad es algo de lo que prácticamente se podría prescindir. El uso del chupete es un mal hábito que nosotros los adultos incorporamos en la vida de los niños y su uso prolongado termina con deformaciones en el paladar y dientes en mal posición.
2) Saber que la limpieza con dedales de silicona o gasas se debe realizar desde que aparece en el niño el 1er diente temporario (aproximadamente a los 6 meses) de forma obligatoria, aunque se recomienda hacerlo desde el nacimiento. Luego, a medida que el chico crece, hay que comenzar con la motivación para lograr lo antes posible el hábito personal de higiene oral. Mostrarle al niño cómo nos lavamos los dientes, para que copie esa actividad y comience a llevarse, aunque sea a modo de juego al principio, el cepillo de dientes a la boca. Luego, al principio, lo ayudaremos nosotros a lavarlos.
3) Evitar la mamadera con leche o jugos azucarados al momento de irse a dormir. Es muy común encontrar en este tipo de pacientes “caries rampantes”, también llamadas “caries del biberón”.
4) La primer visita del niño al dentista debe realizarse antes de que el niño tenga algún problema en su boca. Esto es muy importante para establecer un buen vínculo con el Odontólogo, evitando que la primera visita resulte traumática para el chico. Estas primeras consultas se utilizan para motivarlo, enseñarle a cepillarse correctamente sus dientes, realizar aplicaciones con flúor y otras prácticas que no sean traumáticas ni invasivas. También se controla que haya una correcta erupción dentaria y no haya ninguna otra anomalía que pueda ser detectada.Se trabajará motivando al niño para lograr eliminar las caries que pueda tener, explicándole a los padres por qué es fundamental devolver la salud de los dientes temporarios (de leche), tanto como la de los permanentes.
5) Un niño que conoce lo que se le va a hacer (se le explicó y se le mostró) y comprende por qué es importante hacerlo,  no tendrá demasiados problemas al momento de trabajar en su boca (siempre que se haya establecido un buen vínculo previamente). No hay que subestimar la capacidad de comprensión de los niños.

Concluyendo, podemos decir que hoy en día se trabaja con los padres desde antes del nacimiento y con el niño desde su nacimiento. Se procura en primera instancia lograr un vínculo con el paciente pediátrico y trabajar en la prevención y motivación del mismo, para luego obtener resultados satisfactorios a corto y largo plazo en lo que respecta a la salud bucal del infante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *