Consejos para ir al dentista 3. En caso de emergencia. Salazar Clinica Dental. Dentista en Getafe.

En caso de emergencia.

CAIDA1

Una caída, un golpe en la bicicleta, un choque en los deportes, un accidente de automóvil o una simple mordida, pueden provocar la ruptura de un diente o de una raíz. También son emergencias los casos de dolor a causa de conductos con infección, encías inflamadas, caries avanzadas, dientes inclusos u otros problemas que devienen de tratamientos que no se realizaron o que no están totalmente concluidos en el momento. Para mala suerte de sus portadores acostumbran suceder a la noche o en los fines de semana, porque estos son los momentos predilectos para la práctica de deportes o cuando el organismo en reposo, acostumbra manifestarse por algo que lo está agrediendo. Otros casos de trauma por algún tipo de impacto, presentan siempre mejores alternativas de tratamiento cuando son atendidos inmediatamente, salvo en los casos en que el profesional constate que la gravedad es menor y no se necesita un tratamiento urgente. Por eso, en cualquiera de estas situaciones procure establecer contacto inmediato con su Odontólogo. Verifique si aparece el teléfono del consultorio en las agendas comerciales y residenciales y, de ser disponible el número de telefono movil, para los casos de emergencia. Tenerlos es útil no sólo para usted sino también para recomendar a algún amigo que, en el momento de la emergencia puede no tener el teléfono de su profesional. A un médico, abogado, dentista, bombero y policía no sabemos cuando se puede necesitar, a causa de esto la importancia de tener sus números siempre disponibles.

Para los casos de accidentes, no existe prevención a las consecuencias odontológicas, o sea, si le damos el debido valor a los dientes, deberíamos evitar las situaciones de riesgo. Si el accidente sucede no debemos dudar en hacer la consulta al dentista, recuerde que no se cobran las consultas telefónicas y que su opinión respecto a hechos que envuelvan dientes o bocas, además de gratuita, es muy importante. Para los casos de emergencias que envuelvan infecciones, inflamaciones u otro tipo de dolor por problemas que no fueron tratados, la forma de evitarlas es no interrumpir tratamientos, o empezarlos siempre que sea necesario. Ningún problema de origen odontológico se soluciona solo. Algunos pueden ser solucionados o evitados con una simple consulta, antes de que se generen problemas mayores. El tratamiento preventivo para estos casos siempre sale más económico que cuando son intervenidos con emergencia. Fuera la ventaja de evitarse el estrés que su ocurrencia acostumbra causar.

En los casos de emergencia, antes de ir al consultorio odontológico, acostúmbrese a llamar por teléfono. Algunos procedimientos simples como la medicación adecuada, pueden mejorar su posterior atención. Además algunas veces puede ahorrarse la consulta de emergencia. No deje de buscar la opinión correcta, siguiendo consejos de personas que desconocen el asunto, aunque asocien su malestar con la de otra persona y les indique la forma en que se procedió. Todos los organismos son distintos y las situaciones nunca son rigurosamente iguales, a menos que provoquemos exactamente las mismas circunstancias, e ahí ya no se trata de un caso de emergencia. En primer lugar, llame a su odontólogo por teléfono, dejando la posibilidad de recurrir a Urgencias para una segunda opción. En el caso de no encontrarlo deje un mensaje y trate de averiguar una forma para ubicarlo, algún pariente o amigo donde pueda localizarlo apenas sepa de su problema, él entrará en contacto. No deje de mencionar el teléfono donde usted se encuentra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *