El desgaste dental: Placas de reposicionamiento mandibular. Salazar Clinica Dental. Dentista en Getafe.

El desgaste dental: Placas de reposicionamiento mandibular.

 fotoimpresion

Se construyen en un material rígido como lo es el acrílico. Se toman impresiones de ambas arcadas para confeccionar modelos de trabajo. Luego manipulamos la mandíbula del paciente para que adopte una posición lo más centrada posible. Seguidamente se realiza un registro con cera en dos tiempos, primero se registra el sector anterior y luego el posterior. Haciendo morder al paciente la cera de registro, se le instruye para que al morder quede un espacio entre ambas arcadas de aproximadamente 4mm.

El paso siguiente es trasladar la posición del maxilar superior del paciente en relación al cráneo con un dispositivo llamado «Arco Facial».

El modelo obtenido a través del Arco Facial se transporta a otro dispositivo llamado «Articulador»que reproduce los movimientos mandibulares, luego junto con el registro obtenido en céntrica a través de la cera de mordida, se posiciona el modelo inferior y así obtenemos en el Articulador una réplica de la mordida del paciente.

A partir de esta situación se construye sobre el modelo superior la placa de reposicionamiento mandibular. Esta placa se confecciona en acrílico transparente, y tiene una plataforma de mordida sobre la cual se marcan los contactos de las piezas dentarias inferiores interponiendo un papel de articular.

La marcación de los puntos de contacto sobre la placa son importantes para realizar los controles a fin de establecer en qué momento la mandíbula ha alcanzado el reposicionamiento mandibular.

Para que la placa cumpla su función, deberá ser utilizada el mayor tiempo posible durante el día, retirándola sólo para comer. Los controles se harán semanalmente verificando a través de los contactos los cambios de posicionamiento de la mandíbula.

Una vez que en los distintos controles se constata la presencia de los mismos puntos de contacto sobre la placa, nos da la pauta de que la mandíbula se ha reposicionado finalmente.

Es entonces en este momento que se vuelve a tomar impresiones, registros y se vuelve a realizar el montaje sobre el Articulador, pero esta vez se realiza con la finalidad de ir viendo en donde se encuentran las interferencias dentarias.

Las interferencias dentarias se ponen de manifiesto a través de un papel de articular que se utiliza como marcador para identificar los puntos de interferencia.

Con los puntos identificados en el articulador de las interferencias dentarias, y la ayuda de una plantilla se planifica la secuencia del desgaste dentario que luego se va a realizar en boca del paciente.

Una vez culminada la planificación sobre el articulador, se cita al paciente para realizar el mismo desgaste selectivo en su boca.

Gracias a este procedimiento el paciente puede ejercitar su función masticatoria de manera más confortable debido a que no existen interferencias dentarias que alteren su mordida o función oclusal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *