El mal aliento: causas y tratamiento. Salazar Clínica Dental. Dentista de Getafe.

El mal aliento: causas y tratamiento.

halitosis 2

La halitosis (o mal aliento), es definido como el conjunto de olores desagradables que son emanados de la boca. Como consecuencia, los individuos que la padecen pueden sufrir situaciones de incomodidad y de malestar en su vida social.

Prácticamente todas las personas han tenido alguna vez episodios de mal aliento. De hecho, todos tenemos peor aliento al despertarnos a la mañana. Es un problema transitorio que se debe a causas fisiológicas o normales en nuestro cuerpo, como la disminución del flujo de saliva mientras dormimos.

Este mal aliento matinal es normalmente fácil de controlar. Sin embargo, ante casos donde persiste, podemos sospechar de la presencia de algún otro problema.

El 90 % de las veces la causa de mal aliento  está en la boca, el otro 10 % se reparte entre problemas respiratorios, otras enfermedades, medicaciones que la persona consume, alteraciones metabólicas y otras no ubicadas en la boca.

Posibles causas de mal aliento que tienen su origen en la boca:

-cubrimiento de la lengua por placa bacteriana, que no es correctamente eliminado por el paciente

-Gingivitis o periodontitis, acumulación de sarro y placa bacteriana entre los dientes.

-Infecciones relacionadas con piezas dentarias, implantes y cualquier elemento presente en la boca.

-caries profundas.

-infección en muelas de juicio (pericoronaritis).

-heridas en cicatrización.

-acumulación de restos de alimentos entre los dientes o prótesis mal higienizadas.

-otras causas menos frecuentes, como disminución en la producción de saliva.

Se sabe que el mal olor es producto del metabolismo de algunas bacterias presentes normalmente en la boca y que la lengua es la localización más frecuente de la producción de la halitosis.

El tratamiento básicamente consiste en determinar en cada caso particular dónde se produce la halitosis (de no provenir de la boca el dentista lo derivará al especialista que corresponda).

Se hará una limpieza dentaria completa en el consultorio, se ajustarán las medidas de higiene oral (enseñando a limpiar correctamente la lengua, desde la parte más posterior de la misma, con un cepillado suave para no lastimarla). Se puede acompañar también con algún enjuague bucal bajo receta y  se examinará si existen arreglos mal adaptados, prótesis que esté juntando placa bacteriana y corrigiendo cualquier posible causa de mal aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *