El optimismo y el humor, combaten el miedo al dentista.

Los científicos de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, han investigado distintas estrategias utilizadas por las personas que sufren de miedo al dentista y con las cuales hacen frente a los tratamientos dentales, siendo las más destacables para el manejo del estrés, el optimismo por parte del paciente y la atmósfera de humor generada por la interacción con el personal dental.

Una estadística mundial establece que el 50 por ciento de la población adulta sufre algún grado de miedo al dentista, planteándose como uno de los temores más comunes y que en su forma más grave puede causar un estrés extremo y conducir a lo que se conoce como fobia dental, condición que lleva a las personas a evitar la atención dental, perjudicando así su salud oral y general.

Con el fin de aumentar la comprensión del miedo dental y sus causas, los científicos de la Universidad de Gotemburgo llevaron a cabo dos estudios para investigar las estrategias que utilizan las personas que padecen miedo dental para hacer frente a la visita al dentista, incluyendo el tratamiento dental.

En un estudio se les pidió a las personas que sufren de miedo al dentista completar un cuestionario y los investigadores pudieron identificar cinco principales estrategias utilizadas para superar el miedo dental:

-La auto-eficacia, el uso de recursos internos propios; por ejemplo: “Me digo a mí mismo que debo ser lo suficientemente fuerte como para soportarlo, a pesar de mi miedo“.

-Auto-distracción; por ejemplo: “llevar a cabo juegos mentales, activar recuerdos agradables, etc., para dejar de pensar en el tratamiento”.

-Distanciamiento; por ejemplo: “Creo que la sensación de dolor se siente como algo distinto, como adormecimiento

-La oración; por ejemplo: “Rezo para que el tratamiento se acabará pronto“.

-Optimismo; por ejemplo: “Tratar de pensar en el futuro, como será todo después del tratamiento“.

El segundo estudio se basó en el humor, como uno de los factores más importantes para los pacientes que padecen miedo dental, ya que las barreras psicológicas se pueden dividir por el humor y así reducir el estrés, aumentar el bienestar y generar un ambiente interactivo agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *