Endodoncia o tratamiento de conducto. Salazar Clinica Dental. Dentista en Getafe.

Endodoncia o tratamiento de conducto.

Tratamiento

El diente esta formado por varias capas de tejido. La primera y mas externa, el esmalte; es la capa mas dura del diente y de todo nuestro organismo, se encarga de proteger e impermeabilizar el diente en la zona de la corona. Realizando la misma función se encuentra el cemento, siendo la parte mas externa de la raíz dentaria. La segunda es la dentina, es una capa intermedia, mucho mas permeable a sustancias y microorganismos. Dentro de la dentina se encuentran unas ramificaciones provenientes de la pulpa que van a dar al diente información del exterior(sensibilidad e hipersensibilidad dentinaria). Y por ultimo, la cavidad interna que esta llena de vasos sanguíneos y ramificaciones nerviosas que pasan a formar la pulpa ( o llamada comúnmente el nervio).

Cuando el diente es afectado por ejemplo por una caries y esta, llega a la pulpa, o si es muy profunda y las toxinas llegaron a la pulpa,  y esta se contamina de forma irreversible, será cuando se haga necesario realizar una endodoncia. La endodoncia no es mas que un tratamiento que consiste en limpiar todos esos vasos y terminaciones nerviosas contaminados que se encuentran dentro de los conductos radiculares, mediante un sistema de limpieza irrigadora e instrumental. De modo que limpiando el diente quitamos la contaminación. Una vez limpio y seco todo ese espacio que queda dentro del diente lo rellenamos con un material obturador y por ultimo pasamos a terminar de tapar el diente ya sea mediante una reconstrucción directa o indirecta.

Al ser una cavidad cerrada, al inflamarse la pulpa como no hay espacio por donde escapar” se oprimen las terminaciones nerviosas y por eso se produce un dolor muy agudo. Un dolor que aparece con el frío o el calor, o de forma espontanea, que aumenta en decúbito y que no tiene una duración relacionada con el estimulo sino que puede durar mas o menos tiempo. Generalmente se tratará de una pulpitis irreversible. Suele ser una de las mayores incidencias de urgencias  odontológicas.

Otro de los casos en los que realizamos la endodoncia es en el caso de una necrosis pulpar. Por unas causas o por otras la pulpa muere. Puede mantenerse asintomática y hallarlo de forma casual en una exploración con spray al frio o con una radiografía periapical. Pero en ocasiones de esa necrosis, se produce una infección, creando un absceso periapical. En caso de que este absceso no encuentre vía de salida, también será un proceso doloroso (es el caso de los flemones que nos llevan a acudir al dentista de urgencia); si por el contrario encuentra una vía de escape mediante una fístula (tanto a la zona intraoral como a la extraoral), el proceso no será doloroso mientras supure y las fístula no se tapone. El hallazgo de fístulas también nos puede indicar la presencia de una necrosis pulpar.

En este ultimo caso el tratamiento también será una endodoncia. Además también realizaremos endodoncias en otros casos: traumatismos con afectación pulpar, prevención en tallados en dientes con posiciones complicadas, reabsorciones invasivas externas e internas…

Solo que se deberá vigilar mas en la necrosis porque la presencia de infecciones disminuyen el éxito de la endodoncia. Así como se deberá vigilar la desaparición atenuada del absceso periapical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *