Factores agravantes: periodontitis y enfermedad cardiovascular. Salazar Clínica Dental. Dentista en Getafe.

Factores agravantes: periodontitis y enfermedad cardiovascular.

nofumar

Factores que la pueden agravar: el hábito de fumar, una manera incorrecta de encajar los dientes o algunas enfermedades generales o medicaciones.

La periodontitis está producida por bacterias bucales que inflaman la encía y destruyen la sujeción de los tejidos que rodean al diente para que estén firmes, es decir, afectan al hueso y a la encía que rodean la raíz del diente.

A medida que la enfermedad va progresando, los dientes acaban moviéndose y perdiéndose.

A veces, la persona que tiene problemas en sus encías se da cuenta porque le sangran (la encía sana nunca sangra), tiene la sensación de dientes más largos y aumento de la sensibilidad al frío.

Hábitos cardio-periosaludables

Conocemos perfectamente cuales son los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Los principales son el consumo de tabaco, la diabetes, la obesidad y el estrés.

Varios de estos factores de riesgo coinciden con los de las enfermedades periodontales como son el tabaquismo, el estrés, la diabetes mal controlada y otras enfermedades, que comprometen los mecanismos de defensa contra las infecciones.

El tabaquismo:

Es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad coronaria, e incrementa el riesgo de padecer enfermedades periodontales.

Los fumadores responden peor al tratamiento periodontal, y tienen mayores posibilidades de volver a enfermar tras su tratamiento.

La mayoría de los factores de riesgo pueden ser evitados modificando nuestros hábitos.

Sin embargo debemos conocer que existen otros factores no modificables por el paciente, como la predisposición familiar.

En todos los casos, la posibilidad de contraer enfermedades periodontales se reduce con una higiene oral adecuada y visitas periódicas al dentista.

Concluimos, resaltando la importancia de establecer sistemas de prevención para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y periodontales.

Un estilo de vida saludable, con una dieta sana, variada y equilibrada, la práctica habitual de ejercicio físico y el abandono del hábito tabáquico, redundará en una mejoría tanto de la esperanza como en la calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *