La ortodoncia lingual y sus beneficios. Ortodoncia en Getafe. Salazar Clinica Dental.

La ortodoncia lingual y sus beneficios.

ortodoncialingual

La ortodoncia invisible es el tipo de tratamiento de ortodoncia donde se colocan los brackets por la parte no visible de los dientes (por la parte interna), por ello también se le conoce con el nombre de ortodoncia lingual, ya que los brackets van por el lado de la lengua.

Este tipo de ortodoncia tiene los mismos objetivos que la ortodoncia convencional, es decir enderezar los dientes para lograr relaciones dentales, que mejoren la función y la estética del paciente.

La ortodoncia lingual tiene muchas ventajas entre las que podemos destacar:

El principal beneficio de la ortodoncia lingual es que los brackets no se notarán durante el tratamiento !Los brackets son invisibles¡. Podrás sonreír con comodidad y naturalidad, ya que al ser toda la aparatología pegada por la parte posterior de los dientes nadie notará que usas brackets.

La boca no se abultará. Los brackets convencionales sean metálicos o cerámicos hacen que a nivel de los labios se note una leve protuberancia, producto del volúmen de los brackets.

Podrás hacerte el blanqueamiento dental. Disfruta de una sonrisa blanca y radiante mientras corriges la posición de tus dientes.

Los brackets internos suelen ser de menor costo  (son hasta 60%  más económicos) que otros tipos de ortodoncia invisible como el invisalign.

Se puede tratar todos los casos de maloclusión dental, inclusive algunos casos se resuelven de manera más efectiva con los brackets invisibles.

El tratamiento no es doloroso. Al usar arcos térmicos y brackets autoligantes linguales de última generación, los movimientos son biológicos por lo tanto indoloros y más rápidos que la ortodoncia convencional.

Los dientes no se dañan. La primera capa de los dientes es el esmalte y cuando se adhieren los brackets por la parte frontal es probable que sufran algún cambio de color o tal vez se rayen al retirar los brackets, lo que no ocurre con los brackets invisibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *