Medicina oral. Hemangiomas. Histopatología. Salazar Clínica Dental. Dentista en Getafe.

Medicina oral. Hemangiomas. Histopatología.

causas1

Los hemangiomas están formados por múltiples canales capilares de pequeño tamaño o grandes espacios vasculares dilatados y tortuosos, repletos de eritrocitos.

Los primeros se conocen como hemangiomas capilares y las lesiones con canales grandes se llaman hemangiomas cavernosos. El hemangioma capilar está formado por numerosos canales pequeños, revestidos por endotelio.

Las células endoteliales son fusiformes o ligeramente alargadas. Aunque existen por toda la lesión capilares bien formados, puede haber focos de células endoteliales proliferativas, formando pequeños agregados que no intentan formar luces.

El estroma fibroso no suele estar muy desarrollado. Los hemangiomas capilares recuerdan mucho histológicamente a los granulomas piógenos. En ausencia de irritación, las células inflamatorias no son un componente habitual de los hemangiomas, mientras que la inflamación es un hallazgo típico en el granuloma piógeno.

El hemangioma cavernoso está formado por grandes canales dilatados e irregulares, revestidos por endotelio, que contienen grandes agregados de eritrocitos. Los canales vasculares son de calibre variable y generalmente están separados por un estroma fibroso maduro. Por regla general, los hemangiomas cavernosos carecen de capa muscular, aunque en ocasiones algunos de estos vasos presentan una media circunferencial de músculo liso. Los hemangiomas planos, como la mancha en vino de Oporto, están formados por canales de pequeño calibre, similares a los del hemangioma capilar; sin embargo, los vasos suelen estar separados entre sí por un estroma de tejido fibroso maduro.

Los hemangiomas óseos centrales suelen ser de tipo cavernoso. La malformación AV no suele biopsiarse, ya que su intervención quirúrgica puede provocar graves hemorragias e incluso la muerte. Estas lesiones suelen diagnosticarse con técnicas de imagen como la angiografía Doppler o la angiografía de contraste secuencial.

Histológicamente, la malformación arteriovenosa muestra grandes canales vasculares yuxtapuestos, la mayoría de ellos con una capa muscular o adventicia fibrosa.

Estos canales vasculares desplazan a la médula ósea y las trabéculas óseas adyacentes muestran signos de resorción osteoclástica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *