Odontología sin dolor. Existe realmente? Salazar Clínica Dental. Dentista en Getafe.

Odontología sin dolor. Existe realmente?

anestesia3

Uno de los principales miedos o fobias al odontólogo es producido por la anestesia tradicional, o sea, la jeringa (carpule) y la aguja.

Cabe destacar, que este tipo de técnica tradicional, correctamente realizada, produce muy poca molestia en la mayoría de los casos.  Es mayor el «dolor» psicológico que el fisiológico.

La molestia al recibir la anestesia se produce por dos causas: El «pinchazo» de la aguja y cuando penetra el líquido anestésico en el tejido (encía, músculo, mucosa, etc)

Para minimizar la molestia de la aguja, se puede colocar previamente, «anestesia tópica» (anestesia superficialmente la mucosa).   Esta anestesia no remplaza a la jeringa y aguja, su función es que el paciente sienta en menor medida el «pinchazo» y un poco más de tranquilidad psicológica al sentirse un poco más protegido.

Para eliminar la molestia, que es causada cuando penetra el líquido anestésico, no hay mas opciones que la experiencia y pericia del profesional.

¿Pero existe otra técnica o instrumental que pueda reemplazar la anestesia dental tradicional?

Una de las opciones es la sedación o anestesia general, pero en muchos países, este tipo de técnica no es legal que la practique un odontólogo, en este caso la debe realizar una anestesiólogo (es una especialidad médica).  Pero en la mayoría de los casos, a mi gusto, es un poco exagerado para tratamientos odontológicos.

Otro método que tuvo un poco de auge hace unos años es la «anestesia electrónica»: Electrodos colocados en determinados puntos de la cara del paciente bloqueando o disminuyendo el dolor mediante estimulación eléctrica.  Sobre este método hay opiniones a favor y en contra en su efectividad en determinados tratamientos odontológicos.

El método más reciente (ya tiene unos años) es un instrumento electrónico que remplaza a la jeringa, pero sigue utilizando el líquido anestésico y una aguja.

La función del aparato electrónico es medir en forma   computarizada la densidad del tejido en donde se va inyectando el líquido   anestésico. Esto permite que el líquido vaya ingresando muy lentamente   eliminando la molestia.

Otro adelanto farmacológico es una anestesia que se inyecta (no pincha la encía, se coloca entre el espacio del diente y la encía, en el surco gingival) transformándose en gel, anestesiando la encía por 20 minutos.  Este tipo de anestesia solamente sirve para tratamientos gingivales, ósea de encías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *