Restauración dental. Protección pulpar directa. Salazar Clínica Dental. Dentista en Getafe.

Restauración dental. Protección pulpar directa.

chequeoconsulta1

Es el proceso por el cual el operador, encontrándose frente a una exposición pulpar, aplica un medicamento en contacto con la pulpa, promoviendo la reparación de la dentina, a partir de aquella.

Las causas de una exposición pulpar pueden ser dos:
1. Exposición por traumatismo
2. Exposición accidental en el tratamiento terapéutico de la caries.

Antiguamente se consideraban pocas las posibilidades de supervivencia de la pulpa en casos de exposiciones pulpares, terminando en necrosis.

El éxito de la protección pulpar directa no se limita únicamente al material aplicado, sino también a una conjunción de varios factores, tales como :
a) ausencia de síntomas previos que
indiquen inflamación pulpar
b) ausencia de bacterias
c) que la mayor parte del tejido
cariado haya sido removido antes de
la exposición
d) la edad del paciente
e) aislamiento absoluto
f) ausencia de hemorragia profusa, y
g) eficacia del material a usarse
como apósito.

En caso de presencia de síntomas previos, la mejor opción sería un tratamiento de conductos. La edad del paciente influye en la vascularizacion de la pulpa, siendo mayor en los pacientes jóvenes, contribuyendo a la capacidad de reaccionar favorablemente al tratamiento. El aislamiento absoluto evita la contaminación por medio de la saliva. Matsuo y col. reportaron un elevado número de fracasos en esta técnica en presencia de sangrado excesivo, ya que interfiere con el proceso de curación de la pulpa e incluso puede provocar su inflamación . El sangrado debe existir porque es un indicador de la vitalidad pulpar, pero no en exceso.
Actualmente se considera que el principal factor influyente en el fracaso de las protecciones pulpares y de las restauraciones dentarias es la microfiltración de bacterias; ya que una exposición pulpar sin presencia de microorganismos puede ser claramente resuelta mediante mecanismos reparadores .

Desde tiempos antiguos el principal material de aplicación para los casos de exposiciones pulpares es el Ca(OH)2, debido a sus características de estimular la formación de puentes de dentina y por su efecto antimicrobiano. Muchos estudios refuerzan la acción del hidroxido de calcio con elevados porcentajes de éxito en el tratamiento, formando parcial o totalmente puentes de dentina y mostrando poca reacción inflamatoria de la pulpa.

Alternativas para este material nacen por estudios en los cuales se resaltan deficiencias del hidróxido de calcio como material protector en búsqueda de un éxito en la protección a largo plazo. La disolución del hidróxido de calcio con el paso del tiempo y la aparición de túneles que se abren en la pulpa en las neoformaciones de puentes de dentina hacen que este material no cumpla con el principal objetivo de la protección pulpar al permitir el paso de bacterias hacia la pulpa.

Por lo tanto, el objetivo es impedir la microfiltración bacteriana. Esta filtración se produce por un mal sellado y por falta de contacto entre la restauración y la cavidad preparada. Para estos propósitos las técnicas adhesivas son una alternativa eficiente. Una aplicación adecuada del sistema adhesivo reduce sustancialmente la microfiltracion marginal sellando la dentina vital por medio de su capa híbrida, reduciendo así la inflamación pulpar secundaria, proveyendo un asilamiento de la pulpa contra el ataque de las bacterias. Este efecto es aumentado si todo el margen cavosuperficial de la preparación se ubica en esmalte.

Nadie duda de la capacidad de lossistemas adhesivos para este fin; pero, la controversia aparece por el amplio número de estudios que reportan reacciones pulpares inflamatorias por citotoxicidad de los sistemas adhesivos. Se cree que estas reacciones se deben a los monómeros y a otros aditivos en la composición del adhesivo que podrían ser tóxicos a las células pulpares. Costa y col. han reportado que la presencia de fragmentos del sistema adhesivo en el tejido pulpar causa reacciones inflamatorias También en estos estudios se reportó que histológicamente no se detectó la presencia de bacterias.

De la misma manera hay estudios que defienden el uso de sistemas adhesivos. Kitaso mostró que tres diferentes adhesivos aplicados en dientes de mono provocaron reacciones inflamatorias mínimas, deposición de puentes de dentina con el tiempo, y no hubo filtración bacteriana. Estudios in vivo demuestran que estos efectos en la pulpa son de corta vida y que además son reversibles en ausencia de bacterias Cox y cols., en 1996, reportan la formación de neodentina cuando se recubre la pulpa con composite y otros materiales, siempre en ausencia de bacterias Gran número de estudios han demostrado que la pulpa sobrevive al ácido, incluso en zonas adyacentes a este material se muestra curación y formación de puentes de dentina; por tanto el antiguo concepto de que el ácido mata al tejido pulpar no es biológicamente acertado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *