Retractamiento y diagnostico de fractura vertical. Salazar Clínica Dental. Dentista en Getafe.

Retractamiento y diagnostico de fractura vertical.

radigrafiaradicular1

En los últimos años es muy frecuente en la consulta del profesional dedicado a Endodoncia la remisión de pacientes para realizar Retratamientos. Este tipo de procedimiento requiere un exhaustivo análisis diagnóstico y de selección del caso para determinar exactamente la causa del fracaso, debido a que en muchas ocasiones el problema o la sintomatología presente no es originada por una contaminación bacteriana dentro del conducto radicular.

El indicativo o criterio más utilizado para determinar un fracaso endodóntico y por ende la necesidad de una nueva intervención es la presencia o persistencia de una sombra radiolúcida a nivel periapical. Gutmann  indica que si durante la valoración clínica se observa sintomatología como fístula, dolor o hinchazón, puede ser una guía para indicar un fracaso endodóntico.

Lamentablemente, el diente tratado endodónticamente que el clínico ha considerado como un fracaso por contaminación bacteriana y por presentar este tipo de sintomatología puede tener una complicación adversa difícil de diagnosticar que es la Fractura Radicular Vertical. Es posible que la Fractura Vertical se haya iniciado: antes del tratamiento de conductos, durante el procedimiento de obturación o posteriormente, debido a factores de estrés por fuerzas masticatorias, sumado a una restauración deficiente.

Por lo general, la presencia de una Fractura Vertical en un diente tratado endodónticamente es un fenómeno de frustración tanto para el profesional como para el paciente por muchas razones, entre ellas, principalmente por que es difícil de diagnosticar tanto clínica como radiográficamente. Frecuentemente es diagnosticada tiempo después y posterior al procedimiento protésico, además de que pueden estar envueltos muchos factores etiológicos que podrían dificultar el diagnóstico.

Se menciona que la Fractura Vertical tiene múltiples factores etiológicos, los cuales se pueden dividir en dos:
1) factores predisponentes y
2) factores iatrogénicos.

Dentro de los factores predisponentes se considera la pérdida de estructura dentinal como resultado de la caries o de un trauma, lo cual incrementa la posibilidad de fisuras en el cuerpo de la dentina que pueden llevar a una fractura. Sedley y col mencionan a la pérdida de humedad en el diente tratado endodónticamente, las fisuras preexistentes en una pieza que ha perdido estructura dentaria por caries o por trauma y la pérdida ósea como otros factores predisponentes (9). En cuanto a los factores iatrogénicos se encuentran: el mismo procedimiento endodóntico, en caso de excesivas preparaciones a nivel de la zona de peligro de piezas con bi o trifurcación, excesiva preparación del conducto al momento de eliminar dentina contaminada, excesiva fuerza durante la condensación lateral o vertical y la confección y uso de postes intrarradiculares en donde se realice una sobrepreparación de las paredes del conducto (postes cónicos) o se utilicen anclajes radiculares que impliquen cargas adicionales (postes roscados) o que tengan mecanismos antirotacionales, sumado a restauraciones deficient

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *