Tratamiento de Fractura o luxación mandibular. Cirugía Dental en Getafe. Salazar Clínica Dental. Dentista en Getafe.

Tratamiento de Fractura o luxación mandibular.

emergencias1

Una fractura o luxación mandibular requiere atención médica inmediata, debido al riesgo de problemas respiratorios o una hemorragia. Es importante que acuda al médico inmediatamente.

Sostenga la mandíbula suavemente en su lugar con las manos durante el traslado hasta la sala de urgencias. También se puede envolver una venda por encima de la parte superior de la cabeza y por debajo de la mandíbula; sin embargo, dicha venda debe ser fácil de quitar en caso de que usted necesite vomitar.

Si se presentan problemas respiratorios o sangrado profuso o si hay hinchazón facial significativa, se puede colocar una sonda en las vías respiratorias para ayudarle con la respiración.

LUXACIÓN:

Si la mandíbula está luxada, es posible que el médico sea capaz de reubicarla en la posición correcta utilizando los pulgares. Se pueden necesitar medicamentos insensibilizadores y relajantes musculares para relajar los músculos mandibulares.

Tal vez sea necesario estabilizar la mandíbula, lo cual generalmente implica colocar vendas para impedir que la boca se abra demasiado. En algunos casos, se puede requerir cirugía para hacer esto, particularmente si se presentan luxaciones mandibulares repetitivas.

Después de una luxación mandibular, usted no debe abrir la boca mucho durante al menos seis semanas. Sostenga la mandíbula con una o ambas manos al bostezar o estornudar.

FRACTURA:

El hecho de vendar temporalmente la mandíbula, alrededor de la parte superior de la cabeza, para evitar que se mueva puede ayudar a reducir el dolor.

El tratamiento específico para una mandíbula fracturada depende de su gravedad. Si usted tiene una fractura menor, ésta puede sanar por sí sola. Es posible que sólo necesite analgésicos y seguir una dieta blanda o líquida por un tiempo.

Con frecuencia, se requiere cirugía en caso de fracturas moderadas o graves. Se puede fijar la mandíbula a los dientes del maxilar opuesto con alambres para mejorar la estabilidad. Estos alambres generalmente se dejan en posición durante unas seis a ocho semanas. Para mantener los dientes juntos, se utilizan pequeñas bandas de caucho (elásticos). Después de unas cuantas semanas, se retiran algunos de los elásticos para permitir el movimiento y reducir la rigidez de la articulación.

Si la mandíbula está inmovilizada con alambres, usted sólo puede tomar líquidos o ingerir alimentos muy blandos. Tenga a mano unas tijeras romas para cortar los elásticos en caso de vómitos o asfixia. Si es necesario cortar los alambres, consulte con el médico oportunamente de manera que se puedan reemplazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *