El estrés, uno de los motivos de una mala higiene oral

el-estres-y-la-mala-higiene-oral

El estrés intenso puede afectar a nuestro estado de ánimo que, a su vez, afecta a nuestra rutina y nos hace saltarnos los hábitos de higiene oral, como en lo que respecta al cepillado y el uso de hilo dental.

Saltarse los hábitos de higiene oral cuando tenemos estrés puede tener consecuencias para nuestra salud buco- dental. Sin una buena higiene oral aumentará la placa dental, lo que aumenta la probabilidad de patologías como la enfermedad de la encía y el riesgo de caries.

Cuando el estrés domina nuestra vida también empezamos a comer mal. Por ejemplo, comemos grandes cantidades o consumimos muchas bebidas azucaradas que aumentan nuestros problemas orales, formando un círculo vicioso.

Como puedes ver, el estrés puede derivar en problemas de salud, como es el caso de salud oral. Si sufres de estrés no debes descuidar la dieta comiendo comidas ricas en grasas saturadas, como la comida rápida. También deberías reducir el consumo de bebidas azucaradas y practicar ejercicio físico, que regula el sistema nervioso, alejando el estrés y proporcionándote energía.


Foto – Pexels.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.